fbpx
 

CÓMO SOLTAR LA CULPA CUANDO LLEGA TU RUPTURA DE PAREJA

Una ruptura de pareja, es realidad, es un “trauma de amor” según los médicos y psiquiatras duele igual que la pérdida de un ser querido, pero con la muerte no hay marcha atrás, pero en una ruptura sentimental siempre queda la esperanza o la culpabilización.

No me cansaré de repetir una y otra vez la importancia que tiene acoger y transitar adecuadamente una ruptura de pareja, debes ser consciente que debes a travesar un duelo con sus distintas etapas. Es un proceso que te hace cuestionarte tu forma de vida y que comenzarás por un estado de confusión, suceden diferentes emociones como el enfado y la ira, la tristeza, desilusión, llega la decepción por el comportamiento de tu pareja o el tuyo propio y aparece la culpa.

Cuando en una ruptura sentimental o en la misma relación de pareja culpas a alguien o te culpabilizas y te siente culpable. En cualquiera de estos casos hay un error de percepción básico que produce como consecuencia ataque, conflicto, miedo, sufrimiento y separación.

Este es el nivel más sencillo de culpabilidad. A este nivel es muy difícil que alguien se dé cuenta de cómo opera el virus mental.

Normalmente, al “hacer algo que llamas mal, incorrecto” lo llamamos error o fracaso, y se caracteriza porque produce algún tipo de sufrimiento, molestia, carencia u ofensa a alguien. Por lo tanto, ya tenemos entrelazados los conceptos de error-sufrimiento-culpa.

Sin embargo, ha habido una variación importantísima en la percepción de la situación entre el momento del suceso (“el error, fracaso”) y el momento en que te sientes culpable. Cuando hiciste lo que ahora te parece un error, en ese mismo momento no te pareció un error, sino lo inevitable.

Todos tus programas mentales, tus disfraces, tal y como hemos visto, tu sentir de ese momento consecuencia de tu modelo mental, tus miedos y deseos, la presión emocional de tu relación de pareja, en fin, tu personaje “eligió” hacer lo que hizo desde su interpretación disponible en el momento. Y no encontraste nada mejor que hacer, ya sea porque no lo viste, ya sea porque no estabas bien informado, o porque seguías un consejo, o una orden desacertada, o simplemente porque tenías miedo o deseabas algo con ansiedad.

… No pudiste hacer otra cosa, porque no la hiciste.

De modo que en el momento de la acción no podías hacer otra cosa más que la que hiciste. Si no veías, es decir, si no eras consciente, ni siquiera tenías libertad de elegir.

Sin conciencia no hay libertad

Por experiencia personal la culpa resulta muy pegajosa y difícil de soltar, en realidad soltar la culpa es una decisión simple de dejar de castigarte, algo en ti se instaló y cree que cuando castigas o te castigas va a desaparecer ese sufrimiento interno, ¿te suena? durante muchos años yo he utilizado un ejercicio basados en las enseñanzas del Método Sedona y de de Jorge Lomar (perdón transpersonal) que me han ido muy bien.

No te preocupes mucho por el cómo y los porqués del ejercicio, hazlo y experiméntalo, cierra los ojos, toma tres respiraciones conscientes y profundas y clica en el audio vídeo a ver qué sucede.

Juan Carlos Martínez Simón

Si te ha sido útil este recurso, ☝️ no te olvides de darle un vistazo a mi programa de acompañamiento Más información

También puedes acudir en Valencia a:

✔ Las próximas ediciones de ENCUENTROS CON ALMA. Conoce gente desde dentro. Más información

✔ Si lo prefieres puedes acudir a MI PRÓXIMO RETIRO VIVE A PLENO PULMÓN Más información

✔ Mis charlas-taller GRATUITAS PRESENCIALES /ONLINE  Más Información  

Es un placer tenerte a bordo.

Recuerda que:
 
“El viaje hacia el buen amor de pareja comienza por separarse bien y culmina siendo la persona que deseas en tu vida»
 

Seguimos en la brecha!
Hondo abrazo

Técnicas de Psicohigiene Transpersonal