fbpx
 

4 PASOS PARA ESCOGER ADECUADAMENTE A TU PAREJA

 

El espacio de exploración que a continuación comparto va dirigido a todas las personas que ya han intentado al menos tres veces atraer a sus vidas el buen amor de pareja y acaban sufriendo. Si has observado esta circunstancia en tu vida, quizá sea hora de hacer caso a lo que nos apuntan dos grandes estudiosos sobre el tema, Antonio Bolinches y Bert Hellinger. Después de ver una y otra vez el sufrimiento en mis encuentros amorosos puede ser buena idea revisar que no he comprendido y que debo ordenar en mí para cambiar el resultado. ¿no te parece razonable?

Si aún no has encontrado el buen amor de pareja puede ser que no estés capacitado para escoger correctamente. Entonces, ¿qué puede hacer que cambie mi experiencia de pareja? Esta es la pregunta fundamental y como siempre voy a compartir contigo desde mi imperfección algo que he observado en mí y en las personas que acompaño. Y recuerda, no te creas nada de lo que te digo, observa e investiga.

El primer aspecto a tener en cuenta para poder ir a la pareja desde un buen lugar interior y que te va ayudar a escoger y que hay que tener muy presente a la hora de comenzar una relación sentimental es:

1. ¿QUIÉN SOY? SABER QUIEN ERES

El primer aspecto imprescindible a tener en cuenta a la hora de ir a la pareja y cuando llega el momento de comenzar una relación sentimental es saber ¿Quién eres?

Quien se hace esta pregunta comienza bien, es capaz de mirarse a sí mismo, anda conscientemente por la vida e intuye que el resultado de la relación dice más de uno mismo que de la persona que conoce. ¿Se comprende esto?  Puede ser buena idea empezar a plantearse que quizá seamos la causa y no el efecto de lo que sucede en nuestras relaciones amorosas.

Al preguntarte quién eres comienzas el camino del autoconocimiento, de la introspección y del reconocimiento profundo de lo humano y lo espiritual que hay en ti. Es cuando entras en contacto con tu ser interno. Quizás la auténtica solución surge cuando comprendemos que no somos ni cuerpo ni mente, que además de esto hay más dimensiones sin explorar que nos pueden ayudar en esta obra de teatro que es la vida y, como representación exacta de ésta, la pareja.

Continuamente observo que al aumentar nuestro autoconocimiento, el amor hacia uno mismo se incrementa proporcionalmente. La explicación de esto es muy fácil: no podemos amar aquello que no conocemos y, para comprender de verdad, debes hacer el camino del guerrero: del miedo al amor. En realidad, para aumentar tu autoestima y poder amar más y mejor debes aceptar de igual modo tus luces y tus sombras, pero debes parar a conocerlas. 

Si no observas, conoces y acoges tu sombra, ¿ cómo vas acoger las de tu pareja? 

2. ¿HACIA DÓNDE VOY?

Este asunto es fundamental también. Tienes que ser consciente de para qué quieres la pareja. ¿Cuál es tu propósito de ir a la pareja?  Esto, aunque te parezca obvio, es la pregunta que cuando la hago en sesión individual o de grupo, la persona que asiste comienza a titubear y poner rostros de sorpresa. Creo que es esencial tener claro que es lo que te interesa y lo que no de tus relaciones de pareja, saber para qué quieres pareja.

Tener claro desde el nivel que voy a la pareja, sea desde el más mental y humano al más profundo y trascendental, es primordial. Porque ambos están bien, son correctos, pero cada camino tiene su consecuencia. Te animo a que leas el siguiente artículo para que me comprendas mejor este asunto. 

Reflexionar y contestar a estas preguntas después de haber leído el artículo propuesto puede ayudarte mucho a escoger el buen amor de pareja.

¿Quieres la pareja para tener hijos, una familia? Antes de contestar a esta pregunta uno debe ser consciente del reto que supone tener hijos. Estos harán que de verdad aumentes tu nivel de autocontrol y conocimiento. En definitiva, si quieres crecimiento personal vive en pareja, pero si quieres matrícula de honor ten hijos. Los hijos son unos enormes maestros que te harán descubrir asuntos internos aún sin observar en pareja. ¿Se entiende la idea? Si desde un principio los dos miembros de la pareja tienen claro este aspecto, se pueden evitar grandes disgustos en un futuro.

¿Quieres pareja para crecer como persona? Genial lo vas a hacer, ya lo sabes. Según mi opinión el objetivo de la pareja no es hacerte feliz, sino hacerte crecer y madurar. Pero para esto debes elegir una relación de adulto a adulto, que los dos tengáis el mismo rango.

¿Quieres trascender el amor, aumentar tu nivel de consciencia tántrica a través del amor en pareja? Estupendo, va a ser cumplido tu deseo si ambos miembros de la pareja están en este punto de vista (pero asegúrate de que tu pareja coincide con esto). Si no puede ser que la escalera evolutiva de la pareja os ponga en desnivel y haga resentirse seriamente a la pareja.

¿Quieres la pareja para amar, expandir tu felicidad o para que te proporcione tu felicidad? Ya sabes que poner en otra persona el origen de tu felicidad desde un punto de vista amplio es un poco inmaduro. Como dice Joan Garriga, «se puede ser feliz en la pareja, pero la pareja no da la felicidad».

¿La quieres para estar en compañía, viajar, divertirte salir de fiesta y bailar? ¿Para vivir bajo el mismo techo? Vuelvo a insistir, poned estas cartas sobre la mesa. Aunque parezca obvio son asuntos que muy a menudo veo que no se plantean desde el principio y que luego traen conflicto.

¿Tienes un proyecto profesional en plena consolidación y expansión entre manos? Si es así mira a ver para qué quieres pareja, desde la constelación organizacional este es un aspecto que debe tenerse claro cuando uno está emprendiendo. ¿Dónde está tu atención? ¿En tu proyecto o en tu pareja? Ir a la pareja sin tener esto claro traerá conflicto a tu relación si no se tiene observado. Tu pareja podrá sostener que tu atención esté en tu proyecto un tiempo determinado, no siempre.

Comparto este vídeo que contiene un excelente ejercicio, este te hará interiorizar 3 palabras mágicas para atraer un buen amor de pareja. Clica el siguiente vídeo y disfruta de la experiencia. 

 

3. ¿DE DONDE VENGO?

Ya sabes que eres hijo de un padre y de una madre y que es buena idea aceptar las monedas que te dieron. Tanto las que tú consideras “buenas” como “menos buenas”. Es conveniente dejar con tus “papis” la responsabilidad de lo que fue difícil o no hicieron bien y decidir adoptar esa actitud emocional y corporal profunda de agradecerles la vida. Y desde ahí ir a escoger pareja. Es algo que siempre te sugeriré y que yo siempre trabajo con las personas que acompaño. Esto te hace estar conectado con la vida e ir a la pareja como un adulto que se sostiene con sus propios pies. 

Revisar de dónde vengo te facilita el ir a la pareja con uno de los mejores aspectos de una persona ordenados y bien alojados en el corazón. Porque el concepto de pareja lo traes en gran parte establecido de estos dos seres que te dieron la vida. Ir a la pareja sin tener observado las dinámicas ocultas, patrones y creencias inconscientes que traes de papá y mamá pueden condicionar exageradamente la elección de tu pareja.

 

4. ¿CON QUIÉN? ¿QUIÉN QUIERES QUE TE ACOMPAÑE?

Pregunta final. para contestarla bien te va hacer falta haber indagado perfectamente las otras tres preguntas. ¡Vaya faena! Para saber cuál es la persona que quieres que te acompañe debes discernir estos dos súper asuntos que voy a nombrar a continuación, toma nota:

¿CUÁLES SON TUS VALORES IMPRESCINDIBLES?

Conocer profundamente tus valores te van aportar diversos beneficios como persona, y en la relación con los demás.

Los valores que adoptes te ayudarán a vivir con integridad y escoger o rechazar lo que te haga bien. 

Con valores bien definidos podrás tomar decisiones que se adecúen a tu forma de pensar.

Tener los valores presentes en todo momento te permitirán saber cómo invertir mejor tu tiempo y priorizar lo que es realmente importante a la hora de ir a la pareja.

¿Qué valores imprescindibles tiene que tener tu relación? Te dejo un listado sacado de internet para que observes que cantidad de valores morales existen y que pocos contemplamos ¿verdad?  Así que elige por favor qué cuatro valores son imprescindibles que posea tu pareja. Creo que esto te va ayudar a poder escoger tu siguiente pareja o ver si tu pareja actual los posee.

Respeto-Empatía-Responsabilidad-Solidaridad-Voluntad-Honestidad-Compasión-Amor-Perdón-Gratitud- Honestidad-Sensibilidad-Humildad-Prudencia-Respeto- Responsabilidad- Aceptación- Puntualidad- Honestidad- Libertad- Tolerancia- Autonomía- Respeto- igualdad- Lealtad- Justicia

¿No crees mejor que la persona que elijas traiga como mínimo los valores que tú ves imprescindibles? O ¿vas a comenzar tú a enseñárselos?

¿CUÁLES SON TUS LÍMITES INNEGOCIABLES?

Aquellas situaciones o hechos por lo que no vas a permitir pasar en tu relación de pareja, son aquellos asuntos a tener bien presentes, incluso muchos de estos límites no darlos por supuestos, hay que hablarlos con tu pareja y de esta forma cuando ocurran saber actuar. Saber decir NO. Para mí esto es imprescindible. ¿Qué te parece?

En fin, pienso que antes de volver a intentar una relación de pareja puede ser importante revisar estas cuatro cuestiones que hoy he querido compartir contigo, esto te puede ayudar a escoger y estar en buena disposición hacia la pareja.

Si te ha sido útil este recurso, ☝️ no te olvides de darle un vistazo a mi programa de acompañamiento Más información

También puedes acudir en Valencia a:

✔ Las próximas ediciones de ENCUENTROS CON ALMA. Conoce gente desde dentro. Más información

✔ Si lo prefieres puedes acudir a MI PRÓXIMO RETIRO VIVE A PLENO PULMÓN Más información

✔ Mis charlas-taller GRATUITAS PRESENCIALES /ONLINE  Más Información  

Es un placer tenerte a bordo.

Recuerda que:
 
“El viaje hacia el buen amor de pareja comienza por separarse bien y culmina siendo la persona que deseas en tu vida»
 

Seguimos en la brecha!
Hondo abrazo