02 Oct GRUPO DE PERCUSIÓN MEJOR QUE PROZAC

Un nuevo estudio publicado, científicamente valida lo que tantos participantes de círculos de tambor ya habían  experimentado de primera mano: tocar el tambor en grupo produce cambios significativos en el bienestar incluyendo mejoras de  síntomas depresivos, ansiedad e inserción social.

La Organización Mundial de la Salud apuntó a la depresión como la primera causa de discapacidad a nivel  global y ya que las medicaciones psiquiátricas causan severos efectos colaterales, incluyendo la disminución permanente de los mecanismos de auto-curación del cuerpo, las alternativas  libres de fármacos se necesitan más que nunca.

¿Podría la batucada (Grupo de Percusión) aportar tal solución?

Con el titular original de “Effects of Group Drumming Interventions on Anxiety, Depression, Social Resilience and Inflammatory Immune Response among Mental Health Service Users,”

(Efectos de las  Intervenciones con  Grupos de Percusión en cuadros de Ansiedad, Depresión, Resiliencia Social y Respuesta Inmunológica a la Inflamación entre pacientes de Servicio de Salud Mental.)

Investigadores británicos han incluido en un programa de 10 semanas de percusión a un grupo de  treinta adultos quienes ya habían acudido a los servicios de Salud Mental pero no recibieron medicaciones antidepresivas en frente a un grupo de control médico de quince personas. Los dos grupos se asemejaban en edad, sexo, etnicidad, y estado de empleo.

A los participantes de grupo de control médico se les informó que formaban parte de  un estudio de música y salud mental pero no les dieron acceso a las sesiones de percusión. El grupo bajo tratamiento recibió semanalmente 90 minutos de sesiones de percusión durante un periodo de 10 semanas.

Los grupos de percusión tenían entre 15-20 personas cada uno con un tambor tradicional africano y se sentaban en un círculo a tocarlo. El 20 % del tiempo de la sesión trataba de  instrucciones y charla  y un 80 %  directamente en la participación de hacer música. Los participantes del grupo de control médico estaban desarrollando actividades sociales en comunidad.

En ambos grupos fueron monitorizados  los biomarcadores relacionados con el estado inmunológico, por ejemplo cortisol y citoquinas, para seguir los cambios biológicos y psicológicos asociados con la intervención.

Los resultados del estudio fueron remarcables y reportados  de esta manera:

Significativa mejora se encontró en el grupo de percusión pero no en el grupo de control:

Después de 6 semanas bajó la depresión y mejoró la resiliencia social para la semana 10 estos seguían mejorando en su depresión y  resiliencia social.

Paralelamente hubo cambios significativos en la ansiedad y bienestar mental).Todos los cambios significativos se mantuvieron  a los 3 meses de revisión. Ya que se demostró que muchas condiciones de salud mental se caracterizan por respuestas inmune-inflamatorias de fondo, por lo tanto  los participantes del grupo de tratamiento de percusión también dieron muestras de saliva para examinar niveles de cortisol y  citoquinas, interleucinas, tumor necrosis factor y  (MCP) 1.

Durante las  10 semanas se produjo una transformación de  un perfil inmunológico  pro-inflamatorio al anti-inflamatorio. Consecuentemente este estudio demuestra los beneficios psicológicos del grupo de percusión y también sugiere  efectos biológicos de fondo, que sustentan  su potencial terapéutico para la salud mental.

En resumen, a las 6 semanas de intervención con percusión el grupo experimentó descenso de depresión, incremento de resiliencia social; para la décima semana vieron mejoría persistente en la depresión paralelamente con significativos cambios positivos en la ansiedad y bienestar mental.

Estos cambios se mantuvieron a los tres meses de revisión. El grupo de percusión también experimentó una transformación de perfil inmunológico  de pro inflamatorio al antiinflamatorio.

 
Este estudio remarcable muestra la posibilidad de que el grupo de percusión produce cambios positivos psico espirituales que, en comparación al tratamiento convencional con medicación psiquiátrica como el Procaz , aporta mejoría sin efectos colaterales en parámetros más allá de la supresión de síntomas.

Además, cuando uno considera que el beneficio asociado con el tratamiento convencional farmacológico de la depresión tal vez resulte de un efecto placebo y no de los químicos propios  y al mismo tiempo que los antidepresivos pueden causar severos efectos adversos incluso ideas suicidas, los descubrimientos de este estudio experimental llegan a ser todavía más prometedores.

Otro descubrimiento importante es que la  percusión en grupo  controló la inflamación dentro del perfil inmunológico de los participantes del estudio.

Podría ser una  inflamación fuera de control ser la raíz de  un sinfín de desórdenes psíquicos y la solución dada por  intervenciones anti-inflamatorias…

La Percusión como un Método Curativo Ancestral de Mente, Cuerpo y Espíritu.

Es fascinante considerar que incluso los insectos golpean y el lenguaje humano propio  se originó  de gestos primordiales de sonido que aparecen universalmente en el mundo animal.

Es más, las ondas sonoras (percusión) llevarán importante energía biológica con significado epigenético.

Tocar el tambor puede por lo tanto ser una forma de “medicina informativa“
Mientras la ciencia sobre el valor terapéutico de la percusión continúa acumulándose y es cada vez más convincente, no debe ser necesario. Lo más importante es tener en cuenta que la percusión es algo que cada uno debe experimentar directamente para poder apreciarlo y comprenderlo.

Hay cientos de comunidades de círculo de percusión por el país, cuales atraen gente de todas las edades, en su camino por la vida, niveles de experiencia y están libres de acceso.

Aquellos que los conocen de cerca saben que lo único que se necesita para pertenecer a un grupo de tambor es tener un corazón que late, como el golpe del tambor y este ritmo ancestral en tu pecho son uno.

Texto basado y traducido de la revista científica estadounidense “Plos one”

COMPARTELO ...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone
Juan Martinez Simon
Terapeuta en Confianza Plena Transpersonal (C.P.T.) Fundador de la Plataforma de Vivir en Confianza www.vivirenconfianza.com forma parte de nuestra comunidad y únete a nuestro Facebook. ¡Te esperamos!
Juan Martinez Simon

Latest posts by Juan Martinez Simon (see all)

Juan Martinez Simon
Juan Carlos Martínez Simón, Terapeuta Transpersonal, Experto en Confianza Plena y Fundador de la plataforma www.vivirencofianza.com.
Mi vocación, acompañar a toda persona que atraviese una situación emocional conflictiva a que consiga el empoderamiento personal que le haga encontrar el camino hacia la Plenitud.

“Existe un camino que te lleva a vivir en CONFIANZA, donde desaparece el miedo y surgen el Bienestar y el Éxito”
Juan Carlos Martínez Simón.